NO TE QUEDES SIN FUERZA PARA CORRER

Complementar la preparación de la carrera con un entrenamiento de fuerza incrementa las posibilidades de éxito y reduce el riesgo de lesión.

Al contrario de lo que puedes llegar a creer, la carrera es una disciplina de fuerza; si, lo que oyes, para correr, especialmente cuando nos iniciamos en esta disciplina, lo que tenemos que procurar es ser más fuertes, ya que estamos realizando un movimiento cíclico, que se repite unos 150-160 veces por minuto. Por ejemplo, en una carrera de 8km haremos entre 7200 y 7700 zancadas con sus respectivos impactos en el suelo.

Es necesario disponer de la fuerza suficiente, no solo para realizar un gesto correcto sino también para soportar el impacto. La fuerza es el factor que determinará el éxito del reto que nos planteamos con un objetivo saludable y disfrutando del deporte.

Complementar la preparación de la prueba, con un entrenamiento de fuerza adecuado, no solo incrementa las posibilidades de éxito, si no que reduce las posibilidades de sufrir una lesión.

 

¿Pero, cómo tiene que ser ese entrenamiento?

Un programa de fuerza para corredor@s iniciales debe ser complementario a nuestra sesión de running y podemos integrarlo de forma que no requiera alargar el tiempo de entrenamiento. Con él reforzaremos los grupos musculares que más utilizamos al correr. Este entrenamiento nos asegurará una correcta postura durante la carrera, reforzará los músculos y equilibrará el sistema mejorando nuestro rendimiento y evitando lesiones.

 

¿Qué ventajas conlleva entrenar con SUIFF?

Por un lado, SUIFF nos permite controlar la cantidad de esfuerzo que realizamos y adaptarla a nuestro progreso en cada ejercicio para asegurar que aplicamos la fuerza adecuada a nuestro nivel. Además, nos permite dedicarle el tiempo correcto a cada sesión, sin preparación previa y allí donde queramos.

En la aplicación dispones de los programas de entrenamiento que necesitas para cada objetivo, de manera que solo tienes que hacer un clic para tener acceso a un programa adaptado a tus necesidades y dejarte guiar a través de un entrenamiento personalizado diseñado por profesionales.

Así que ya sabes, la mejor manera de conseguir tus objetivos de forma saludable es mejorar tu fuerza; reduces riesgos, incrementas las posibilidades de éxito y todo eso mientras entrenas junto a tus amigos o en tu casa.

 

¿Empezamos?